La Presidencia danesa de la Unión Europea de 2002 - ¿Maravillosa Copenhague?

Friis, Lykke (2002) La Presidencia danesa de la Unión Europea de 2002 - ¿Maravillosa Copenhague? Boletín Elcano (5). 2 p.. ISSN 1696-3326

[img]
Preview
PDF - Published Version
Available under License Creative Commons Attribution.

Download (90kB) | Preview

Abstract

Al comienzo de su Presidencia de turno de la UE, cada Estado Miembro tiende a afirmar que su semestre coincide con uno de los períodos más desafiantes de la historia de la UE (Stubb, 2000: 49). A este respecto, no es de sorprender que los políticos daneses hayan calificado la Presidencia danesa de 2002 como la Presidencia de las Presidencias. El Primer Ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, ha formulado el desafío de la siguiente manera: “El objetivo es tomar una decisión sobre la adhesión para todos los países de la Europa Central y del Este que estén preparados (para el ingreso). Al ampliar la UE con las nuevas democracias, crearemos una Europa completa e íntegra. Aprovecharemos esta oportunidad histórica. Nos marcaremos nuevos objetivos para el siglo XXI” (Rasmussen, 2002). A pesar de las grandes esperanzas de entrar a formar parte del libro histórico de la UE, el camino hacia la Presidencia danesa ha estado caracterizado por ciertas inquietudes, tanto dentro como fuera de Dinamarca. ¿Acaso un (pequeño) país que cuenta con cuatro cláusulas de opting-out será capaz de llevar a cabo una Presidencia completa, o más bien se resbalará sobre el hielo al igual que Bambi en el clásico de Disney? Después de todo, Dinamarca se mantiene fuera de tres de los ámbitos más dinámicos en el ámbito de la integración, principalmente la moneda común, la cooperación supranacional en materia de justicia y los asuntos de interior y de defensa. ¿Y qué decir sobre la nueva política de inmigración de Dinamarca, acordada por el gobierno liberal-conservador gracias a los votos del partido de derechas Dansk Folkeparti (Partido del Pueblo Danés)? ¿Acaso un país que ya no es descrito como el país escandinavo acogedor y atento en el que los policías detienen el tráfico para que los patitos crucen la calle, será realmente capaz de asumir la tarea de abrir la UE hacia el Este? El argumento principal de este pequeño ensayo es que el valor duradero de la Presidencia (su éxito o fracaso) estará prácticamente determinado por la habilidad de firmar las negociaciones para la adhesión en diciembre de 2002. Si dichas negociaciones llegan a cerrarse, nadie se tomará la molestia de perder siquiera unos pocos instantes en las cláusulas de opting-out danesas (o en la política de inmigración). Pero si la ampliación fracasa, la EU estará en el ojo del huracán. Al igual que ha ocurrido con otras Presidencias que han sido blanco de críticas, los limitados resultados serán probablemente considerados como una confirmación de la reputación general del país en el seno de la UE. Los críticos adopten la siguiente línea de pensamiento: “La Presidencia danesa ha resultado ser un fracaso porque los daneses, con todas sus cláusulas de opting-out, no son unos europeos incondicionales, al fin y al cabo”.

Item Type: Article
Additional Information: Traducción del inglés. Disponible versión original en la web
Uncontrolled Keywords: Europa
Subjects: INTERNATIONAL COOPERATION > INTERNATIONAL ORGANIZATIONS > COUNCIL OF EUROPE
INTERNATIONAL COOPERATION > COUNTRIES AND REGIONS > DENMARK
INSTITUTIONAL FRAMEWORK > POLITICS > POLITICAL LEADERSHIP
Divisions: Real Instituto Elcano, RIE
Depositing User: Jorge Horcas Pulido
Date Deposited: 21 Dec 2011 19:31
Last Modified: 21 Dec 2011 19:31
URI: http://biblioteca.ribei.org/id/eprint/416

Actions (login required)

View Item View Item