Adhesión de Turquía a la Unión Europea: ¿una rosa o una espina?

Chislett, William (2004) Adhesión de Turquía a la Unión Europea: ¿una rosa o una espina? Boletín Elcano (45). 18 p.. ISSN 1696-3326

[img]
Preview
PDF
Available under License Creative Commons Attribution.

Download (895kB) | Preview

Abstract

La asociación de Turquía con la Unión Europea (UE) es la más larga de cuantos países han accedido y probablemente de los que accederán a ella. En 1963 se convirtió en Estado Asociado a la Comunidad Económica Europea (posteriormente la UE), y en 1970, año en que España ratificaba un Acuerdo Comercial Preferente (como respuesta a la petición de Estado asociado realizada en 1964), firmó un Protocolo Adicional que contemplaba la posibilidad de que Turquía ingresara en la Unión. En 1987, un año después de que España ingresara en la UE, el gobierno solicitó la adhesión plena y para 1996 el país se convertía en el primer Estado no perteneciente a la UE que formaba una Unión Aduanera con la UE para productos industriales y productos agrícolas transformados. Se suele pasar por alto el hecho de que la Unión Aduanera fue concebida para servir de preludio para la unión política. La decisión que se adoptó en la cumbre de Luxemburgo de 1997 de no incluir a Turquía entre los diez países candidatos que se incorporaron en mayo de 2004, ni entre los otros dos que lo harán en 2007 tuvo como consecuencia un distanciamiento con Ankara, que prácticamente rompió sus relaciones con Bruselas. El deshielo de las relaciones se produciría dos años más tarde con ocasión de la cumbre de Helsinki, cuando se concedió a Turquía el estado de país candidato, dejando atrás el de adherente. En la cumbre de Copenhague de diciembre de 2002 se acordó revisar en 2004 los progresos realizados por Turquía y, en el caso de que cumpliera con los criterios políticos de adhesión a la UE, abrir las negociaciones formales “sin más dilación”. Las consecuencias de una decisión positiva serían transcendentales. Para la UE, hogar del laicismo, admitir a Turquía (con un porcentaje de población musulmana del 99,8%) significaría que la Unión no es un club exclusivamente cristiano y que está abierta a otras culturas y religiones. Una Unión con Turquía sería más cosmopolita, más abierta y quizá más laica. Más de 9 millones de musulmanes (cifra bastante prudente) residen ya en la UE de los 15 (el 2,4% de la población total, véase la Tabla 1) y, si incluimos a Rusia y a Turquía, la cifra rondaría los 100 millones (el 13% de la población). Turquía es el Estado más laico de todas las naciones islámicas, y como miembro de la UE serviría de modelo para el vilipendiado mundo musulmán, en concreto para países vecinos como Irán e Irak, inmersos cada uno en diferentes niveles del proceso de democratización.

Item Type: Article
Additional Information: Traducción del ingléS .- Publicado también en Elcano Newsletter nº2
Uncontrolled Keywords: Europa
Subjects: INTERNATIONAL COOPERATION > INTERNATIONAL RELATIONS > REGIONAL INTEGRATION.
INTERNATIONAL COOPERATION > INTERNATIONAL RELATIONS > SINGLE EUROPEAN MARKET.
INTERNATIONAL COOPERATION > INTERNATIONAL RELATIONS > INTERNATIONAL NEGOTIATIONS.
INTERNATIONAL COOPERATION > INTERNATIONAL ORGANIZATIONS > COUNCIL OF EUROPE
Divisions: Real Instituto Elcano, RIE
Depositing User: Jorge Horcas Pulido
Date Deposited: 17 Jan 2012 12:40
Last Modified: 17 Jan 2012 12:40
URI: http://biblioteca.ribei.org/id/eprint/669

Actions (login required)

View Item View Item